¿...es realmente culpa de la gente?

. 4 dic. 2008

Soy Aitor. Tengo 25 años y soy socio de Manahmana.

Hace dos años terminé la carrera de Empresariales. Reconozco que mi carrera no me entusiasmó el primer año, pero poco a poco fui encontrando mi sitio, y me empecé a interesar por el Marketing. Me gustaba el marketing. Y todavía me sigue gustando.

En cuanto acabé la carrera hice lo que hace todo el mundo: empecé a buscar trabajo y a enviar currículums a todas partes. Mandaba mi currículum incluso a empresas del sector bancario (aunque realmente, creo no me interesaban). Era lo normal, era lo que tocaba.

No encontraba trabajo y decidí hacer un curso con un título que se me hizo "raro": Curso de Facilitación de Desarrollo Regional e Innovación. Mis amigos se reían del curso, y de mí, claro. Y a mí eso no es que me molestase, es que incluso me gustaba!! Tras terminar el curso empecé a trabajar en Labein Tecnalia con una beca. Todo iba bien, hasta que un día mi jefe me dijo: "Oye Aitor, ¿te interesaría formar parte del Programa Leadership Adventure de Team Academy Euskadi? ¿Te gustaría crear tu propia empresa?". Sonaba "raro". Me gustó y me apunté.

He creado Manahmana con otros 8 locos como yo. Y estoy contento.

Mis amigos se ríen de mí. Hay veces que noto que me miran como a un perro verde.
Creo que me miran y piensan "Este chaval tiene un peligro..."

¿Realmente soy tan raro? o ¿Es la gente la que hace que te sientas raro?

¿Tal vez ambas?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

soy yo y tengo 12 más que tú. Suena raro si me llamo perra verde, pero eso soy, y quiero seguir siendo.
¿dónde hiciste el curso raro ese del que todos se partían de risa?
La risa engorda, o eso se dice,y los raros crecen, pero no desaparecen...espero.
un saludo,

josu dijo...

Kaixo Aitor,

no soy nada partidario de hacer la pelota a nadie, pero algo nos conocemos y la verdad...nos hace falta más "raros/as"...

No lo vamos a negar...es "raro" que haya gente con 25 años capaz de montar un proyecto como el vuestro, es raro que después de salir de la carrera no pretenda sentarse en la silla de una gran empresa y asegurarse que lleva algo a fin de mes (cuánto más mejor, claro), aunque sea haciendo algo que motivar motivar...pues no le motive... tenemos que reconocerlo, tal vez seas raro, pero ojalá más personas fuesen tan "raras...". Cuánto mejor nos iría... ;-)

Zaindu.

Jon Saez Benitez dijo...

"rrrrrrrrrrarorrrrrrrrrrarorrrrrrrrraro" decía un famoso personaje público.
Con mis 19 años, a mí también me pueden considerar raro; sí, me gusta meterme en todos los fregaos que son diferentes, innovadores.
Respecto a por qué nos llaman raros? si todos harían lo que nosotros hacemos, no sería raro, todo lo contrario; los raros serían aquellos que no comparte aficiones ni acciones con la mayoría. No creo que sea ningun problema eso de que te consideren "raro", es más, es lo que tú has elegido, no quieres hacer siempre lo mismo y has decidido probar con caminos diferentes. Igualmente es totalmente respetable y comprensible la postura "conservadora" de la mayoría. Ahora... lo que ahora es inusual, antes era incomprensible y puede (seguro encima) que dentro de unos años sea lo más normal del mundo. Quizás los normales dentro de X años echen en falta esa emoción y riesgo que tenemos los raros ;-)
P.D. No me he presentado, me llamo Jon y estudio en ETEO. Conozco la empresa mediante el "learning by doing" y manumanah.

maimanah dijo...

Que buena noticias que existan tantos raros! espero que con el paso del tiempo vayan apareciendo más y más personas que se consideran "raras". Me encanta!

Anónimo dijo...

No eres tan raro, no te emociones. :-) Eres uno más.

aitormanah dijo...

Epa danori,

No sé a quién contestar... Voy a tratar de ser ingenieril (y digo tratar porque no sé si podré... ji ji ji), y empezaré contestando al primer comentario.

1- El curso lo hice en Fundación NoviaSalcedo.
2- Josu eres un pelota. Eskerrik asko.
3- Jon, me parece que puede servirte un comentario que me hicieron a mí hace unos meses: "Chaval, tienes un peligrooo..."

Próximamente nuevos capítulos en Rarilandia.