Coloquio Antonio Linares: segunda parte

. 24 nov. 2008

A las 15:30 empezamos con el coloquio llamado "nuevas perspectivas del cambio organizacional"

Antonio empezó lanzándonos estas preguntas:
. ¿Qué pasaría si fuéramos inmortales?
. ¿Cómo nos gustaría ver el futuro? ¿Cómo nos comportaríamos?


Gran trabajo de Antonio en los últimos tiempos ha estado en relación con la sistemica empresarial. En sus palabras, la sistémica empresarial se ocupa de las formas en que la empresa encara la temporalidad, y ello nos lleva a observar cómo la cuestión del tiempo afecta a las personas y a los equipos.

Al escuchar esta descripción nos resultó extraño ese enfoque del tiempo, por qué darle tanta importancia al tiempo. Así, él respondió que el tiempo puede ser una variable determinante de todo cambio, es una variable estrictamente humana; es el ámbito en el cual una organización se reproduce.

Añadió que hay tres aspectos claves de la sistémica en relación a la confrontación con el tiempo:
*El imaginario
*Las relaciones irracionales
*El paradigma

Antonio nos explicó cómo afectan los imaginarios tanto masculino como femenino en la empresa.
El imaginario masculino asume que hay un final, y ante él trata de actuar con rapidez para superar ese final. En ese contexto la vida es una gran carrera.
El imaginario femenino se establece en un tiempo cíclico lento, que no gusta a la empresa. Amenaza a la productividad.



Por último, en los últimos minutos estuvimos hablando de las crisis (tema común últimamente);
Antonio nos comentó que, la permanencia del imaginario masculino en las organizaciones sólo es posible si periódicamente hay una crisis. La crisis da paso al ritual de nueva creación.

Además, al abordar cualquier cambio organizacional y plantear cualquier intervención, hay que adoptar ambas perspectivas, la lineal y la cíclica. Ello significa que para contener la ansiedad del campo humano ante el cambio-final, debemos plantearnos: ¿Qué tiene que repetirse de nuestra interacción cuando hayamos cambiado?

Un placer volver a escribir para vosotros,

1 comentarios:

aitormanah dijo...

Reconozco que a mí, personalmente, se me hacía difícil entender las cosas de las que nos habló Antonio. Pero debo reconocer que me hizo reflexionar. Ver el comportamiento de las empresas, y la forma de dirigirlas, desde un punto de vista diferente. Pero además, también hubo momentos para el humor. Y reír, hoy en día, no es poco!!