Aprendiendo con proyectos

. 16 sept. 2008


Desde hace tiempo tenía ganas de contaros la primera experiencia que tuvimos llevando a cabo un proyecto todos juntos. En aquellos tiempos cuando todavía no eramos ni empresa oficialmente (parece que ha pasado una eternidad pero han sido unos 6 meses), teníamos muchas ganas de empezar a trabajar y un equipo de Labein nos dijo haber si queríamos colaborar con ellos en un proyecto denominado Patur.
Patur fue el proyecto que nos hizo ver que nos teníamos que dedicar a lo que de verdad nos gustara, fue horrible. Teníamos que analizar fuentes de unos indicadores que servirían para analizar la ciudad de Segovia.
Para empezar, la negociación del presupuesto la hicimos fatal (aprendimos cómo no hacer negociaciones. Luego, no nos planificamos y lo que hicimos fue repartirnos entre todos, los indicadores (casi todos nos sonaban a chino). En general pasamos mucho más tiempo buscando los indicadores de lo que habíamos presupuestado así que imaginaros, nuestro primer proyecto y salimos perdiendo!!! Supongo que son cosas que pasan.

Ai Patur, cuánta crisis nos supusiste.
Ai Patur, cuanto aprendimos contigo.

Seguiremos aprendiendo, siempre hay algo que aprender; nunca lo olvidéis.

1 comentarios:

Grumete dijo...

Fui testigo de aquella experiencia, y es cierto que fue una gran ocasión de aprendizaje para el grupo. Desató el conflicto para tomar la decisión sobre si aceptar o no el trabajo. Fue la primera oportunidad que se os presentó de hacer un trabajo remunerado como equipo, y os debatíais entre aceptar por el ingreso que suponía o rechazarlo por no ser "el trabajo de vuestros sueños". Sin embargo, una vez de aceptarlo, y aunque os costara, fue el primer proyecto para un cliente que hicisteis juntos, y en ese sentido forjó el equipo en sus primeros pasos. Lo bueno es que conseguisteis acabarlo.